Volver a Inicio » traumatizada

traumatizada

Siendo un gran hijo de puta

Siendo un gran hijo de puta Tetazas

Tuviste la gran desgracia de desarrollar tu cuerpo antes que las demás, y tú, una mujer maravillosa pero inocente, educada en una familia donde eras la más mimada de la casa, te derrumbaste; cosa normal y lógica.

Cuando iba al instituto, mi novia desarrolló antes que las demás compañeras sus tetas. Las mujeres la envidiaban, los tíos se pajeaban en casa pensando en sus tetazas, pero había un desgraciado que la traumatizó de por vida:

—Tienes las tetas como Yola Berrocal. Deberías operarte o algo, das asco tú y ellas. Qué sepas que todo el mundo a partir de hoy te va a llamar Yola. —Le decía el desgraciado-
—¿Y a mí qué?

Qué iba a hacer, si nadie le había enseñado a defenderse; nunca pensó hasta ese momento que existía gente mala en el mundo.

Y cayó enferma.

Recuerdo que la conocí por internet muy deprimida, hecha añicos psicológicamente. Estuvimos más de dos años chateando por la red hasta que dimos el paso de conocernos en persona. Todo el cariño que ella necesitaba yo se lo dí. Ahora no podría vivir sin ella.

Para ese gran hijo de puta que le hizo tanto daño a mi niña decirle que vea sus fotos de ahora, que no hay nadie más preciosa en el mundo y que sus tetas me las como todos los días con fatatas. Hace unas cubanas de actriz porno; pedazo de maricón.

Leer más »Siendo un gran hijo de puta